La vida es una sola fuerza! El contraste eterno entre luz y oscuridad!! No hay radicalismos; lo que vemos a suerte de este fenómeno son los matices de sombras, la infinita riqueza de los colores y la deliciosa paz de la penumbra…

La vida es una sola fuerza, que te atropella, ser parido es un dolor, el desgarro de la sangre y el esfuerzo del nacer; que finalmente trae consigo el grito de respirar por vez primera, el frío de una piel sin estrenar, ser estremecido entre la delgada línea del nacer y el morir…

La vida es una sola fuerza! Que inunda los sentidos con impulsos, nos molesta los ojos al amanecer, nos llena de la necesidad del hambre! Nos mueve a compartir el deseo en el lecho del amor, nos invade en el éxtasis del orgasmo… Tensión entre ansia y quietud, entre satisfacción y carencia…

La vida es una sola fuerza, entre la disolución de la comprensión como individuo, como ser… El percibirse ajeno a la vida misma y a los otros, en la soledad y el destierro… Ser parido y ser paria… Buscar a los otros, encontrarlos, perderlos…

La vida es una sola fuerza, que aglutina la tinta de lo que somos, que nos obliga a exilios personales; perderse en uno mismo, encontrarse sin buscarse… porque siempre el sabio vivió dentro de ti, porque las respuestas existían antes de la pregunta… Porque al descubrir esta gran verdad ya no hizo falta buscar ni ser de nadie… porque somos del universo, eterno, de nosotros mismos.

La vida es una sola fuerza, en las lágrimas, en la molestia de existir, en los anhelos que no se cumplen, en lo que jamás podremos ser… Porque en ello está el consuelo que se desea y que se prodiga, la esperanza de encontrar intenciones aún por desconocidos motivos, en la constancia de transformarse.

La vida es una sola fuerza! En la muerte que nos llega, en la carne que se pudre, en el aliento que termina…

La vida es una sola fuerza, existiendo solamente en el ahora, porque es el presente el único milagro cierto, la única forma de admirar y repudiar la vida misma, de accionarla o destruirla! Todo válido! Vida y acciones de la vida al fin y al cabo.

La misma fuerza que nos trajo aquí en el estallido del gozo, será la misma que nos arrebate de un golpe la firmeza de la carne, el pálpito que anima la máquina que nos sostiene!! Pero es la misma fuerza que nos revienta en la cara! Que no da espera, que no perdona, que nos olvida, que nos obliga, que nos transforma… o que nos respeta si queremos llorarla o reírla ahora, si queremos obviarla o ignorarla… La vida es una sola fuerza, un eterno presente, sin pasados ni futuros… con la constante de la libertad, de elegir ser felices o ser amargos, de llorarla o de reírla… de nacer entre vísceras o morir entre flores… es el único tramo en el que somos reales, cuando elegimos el cómo, porque el cuando es uno solo: AHORA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *